¿Qué son los organismos genéticamente modificados?

Los alimentos modificados genéticamente son organismos a los que se les han añadido genes de otra especie para conseguir un producto mutado que posee características deseadas.

No se cultivan de forma natural. Se producen por alteración del ADN.

Para crear la modificación genética se altera la cadena de ADN del alimento, se extrae el gen que se desea modificar y se inserta el nuevo gen que contiene la información que lo modifica.

En la actualidad los cultivos de maíz, soya, algodón y canola han sido modificados genéticamente y se usan en la manufactura de casi todos los alimentos procesados que circulan en el mercado.

Cada año los cultivos modificados genéticamente alcanzan proporciones gigantescas. En 2006, los cultivos de GMOs en los Estados Unidos alcanzaron los ciento treinta y cinco millones de acres, con un área total mundial que supera los doscientos cincuenta millones de acres.

El futuro de los GMOs, es incierto y alarmante ya que se ha demostrado que atentan contra la salud y el medio ambiente porque:

  1. Propician la aparición de nuevas alergias por introducir proteínas desconocidas en los alimentos.
  2. Algunos alimentos modificados genéticamente pueden transferir a las bacterias la resistencia a determinados antibióticos que se utilizan para luchar contra enfermedades tanto humanas como animales.
  3. Promueven la aparición de nuevos tóxicos en los alimentos.
  4. Incrementan la contaminación en los alimentos por un mayor uso de productos químicos en la agricultura.
  5. Disminuyen la capacidad de fertilidad.

¿Cómo puedes afrontar este mal?

  • Compra alimentos orgánicos. Los alimentos orgánicos se cultivan de forma natural, sin utilizar la modificación genética.
  • Cuando comas alimentos de soya, consume las fuentes orgánicas fermentadas como natto (soya fermentada), tempeh, miso, tamari, o tofu. Si la soya no está etiquetada como “orgánica”, lo más probable es que esté modificada genéticamente.
  • Evita el aceite de canola y el aceite de semilla de algodón y reemplázalos con fuentes orgánicas de aceite de coco virgen, aceite de oliva o aceite de semilla de uva.
  • El maíz y las palomitas del maíz son usualmente modificadas genéticamente. Usa únicamente la variedad orgánica.
  • El calabacín y la calabaza amarilla están siendo modificados genéticamente para su color y tamaño. Utilice fuentes orgánicas o cultivadas localmente.
  • Evite todos los productos que contengan aspartamo, ya que están modificado genéticamente y es extremadamente tóxico.
  • La mayoría de la carne y los productos lácteos proceden de animales alimentados con alimentos modificados genéticamente. Compra productos cárnicos y lácteos orgánicos, sin hormonas ni antibióticos.

Otra medida que puedes implementar es comprar tus frutas y vegetales a los productores locales. Un mercado de agricultores es el mejor lugar para comprar tus alimentos porque se cultivan en tu entorno y además das apoyo a los pequeños productores agrícolas.

Post relacionados

Transcripción del video

Hola, soy Adriana Zangarini, Coach de Bienestar y fundadora de la comunidad Nutrición Mente Cuerpo.

Hoy terminamos con uno de los ingredientes más controversiales como son los alimentos modificados genéticamente llamados GMO por sus siglas en inglés.

Los alimentos modificados genéticamente son organismos a los que se les han añadido genes de otra especie para conseguir un producto con las características deseadas.

Este tipo de alimentos modificados no son cultivados de manera natural (orgánica), sino que son producidos a partir de la alteración de su cadena de ADN para crear mutaciones que tienen unas características determinadas y preconcebidas.

Por ejemplo los cultivos de maíz, soya, algodón y canola se han modificado genéticamente y se utilizan en la manufacturación de casi todos los alimentos procesados que existen en el mercado.

Seguro te estás preguntando ¿De qué manera se modifica genéticamente un alimento?

Fácil, nada más y nada menos que alterando la cadena que forma el ADN del alimento. Se extrae el gen que se desea modificar y se inserta el nuevo gen que contiene la información que lo modifica.

Los cultivos modificados genéticamente se están apoderando de las tierras de cultivo a un ritmo alarmante. En 2006, los cultivos de GMOs en los Estados Unidos alcanzaron los ciento treinta y cinco millones de acres, con un área total mundial que supera los doscientos cincuenta millones de acres.

Si bien la mejora de los nutrientes y la resistencia a las plagas puede parecer un paso en la dirección correcta, en realidad el futuro cercano para los organismos genéticamente modificados es alarmante ya que se ha demostrado que no son seguros para la salud ya que:

  1. Propician la aparición de nuevas alergias por introducir proteínas desconocidas en los alimentos.
  2. Pueden transferir a las bacterias la resistencia a determinados antibióticos que se utilizan para luchar contra enfermedades tanto humanas como animales.
  3. Promueven la aparición de nuevos tóxicos en los alimentos.
  4. Incrementan la contaminación en los alimentos por un mayor uso de productos químicos en la agricultura.
  5. Disminuyen la capacidad de fertilidad.

En la actualidad los científicos están trabajando en la bioingeniería de GMOs en crear lo siguiente:

  • Diversas especies de plantas para fabricar compuestos farmacéuticos, técnica conocida como “pharming”.
  • Cultivar árboles que producen frutos y nueces mucho antes de lo que se produciría de forma natural.
  • Plantas que pueden utilizarse para crear nuevos tipos de plásticos.
  • Y producción de peces que se reproducen más rápidamente.

Puedes creer lo que te estoy diciendo.

Estamos siendo muy osados en transgredir lo que es perfecto en la naturaleza.

Así que por lo pronto solo que queda darte algunas orientaciones para que elimines las toxinas de los GMOs:

  • Compra alimentos orgánicos. Los alimentos orgánicos se cultivan de forma natural, sin utilizar la modificación genética.
  • Cuando comas alimentos de soya, consume las fuentes orgánicas fermentadas como natto, tempeh, miso, tamari, o tofu. Si la soya no está etiquetada como “orgánica”, lo más probable es que esté modificada genéticamente.
  • Evita el aceite de canola y el aceite de semilla de algodón y reemplazalos con fuentes orgánicas de aceite de coco virgen, aceite de oliva o aceite de semilla de uva.
  • El maíz y las palomitas del maíz son usualmente modificadas genéticamente. Usa únicamente la variedad orgánica.
  • El calabacín y la calabaza amarilla están siendo modificados genéticamente para su color y tamaño. Utilice fuentes orgánicas o cultivadas localmente.
  • Evite todos los productos que contengan aspartamo, ya que están modificado genéticamente y es extremadamente tóxico.
  • La mayoría de la carne y los productos lácteos proceden de animales alimentados con alimentos modificados genéticamente. Compra productos cárnicos y lácteos orgánicos, sin hormonas ni antibióticos.

Lo ideal es que compres tus frutas y vegetales a los productores locales.

Un mercado de agricultores es el mejor lugar para comprar tus alimentos porque se cultivan en tu entorno y además das apoyo a los pequeños  productores agrícolas.

Y por último si estás pensando:

“Sé que los alimentos orgánicos son buenos para mí, pero son demasiado caros”.

Mi respuesta es: ¿cuánto crees que vale tu salud?

Ahora, te quiero contar algo, las mejores conversaciones sobre este tópico ocurren directamente en el blog de mi página web adrianazangarini.com/blog.

Así que, dirígete hacia allá y por favor deja un comentario ahora.

Mientras estés allí, aprovecha de suscribirte a mi lista de correo electrónico y convertirte en un miembro de la comunidad Nutrición Mente Cuerpo.

Una vez que lo hagas vas a recibir actualizaciones personales, y comentarios e ideas que no comparto en ningún otro lugar.

Recuerda, lo que comes es la mitad de la historia de una buena nutrición. La otra mitad de la historia es quién eres como ser humano.Gracias de nuevo por estar aquí y nos vemos en el próximo episodio.

Deja un comentario

- ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD -

Recibirás información y herramientas para lograr tus todos tus sueños

 

Responsable del fichero: Adriana Zangarini 

Finalidad: envío de mis publicaciones así como correos comerciales. 

La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. 

Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing ActiveCampaign cuyo titular es ActiveCampaign LLC, alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield.

Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a zanga@adrianazangarini.com o ante la Autoridad de Control Encontrarás más información en POLITICAS DE PRIVACIDAD.

Compartir
Twittear
Compartir