Cultiva tu libertad, abundancia y hábitos positivos
para lograr una vida que amas

Los colorantes artificiales y su impacto en la salud

Los colorantes artificiales son aditivos que se utilizan con el fin de dar color a alimentos y bebidas. Se elaboran en un laboratorio y se utilizan para conseguir o intensificar ciertos tonos en los alimentos.

Los colorantes artificiales más comunes en la industria alimentaria son el amarillo anaranjado S, el índigo carmín y la tartracina. Sin embargo, su uso se ha relacionado con ciertos riesgos para la salud.

¿Qué son los colorantes artificiales y para qué se utilizan?

Los colorantes artificiales son sustancias elaboradas en un laboratorio que se utilizan para aumentar o dar color a los alimentos. Se utilizan legalmente para colorear alimentos aunque su uso se ha relacionado con ciertos riesgos para la salud.

Estos colorantes se utilizan para conseguir tonos verdes en los alimentos, así como en bebidas refrescantes, alimentos con aroma, derivados cárnicos y postres como helados y tartas. También se utilizan en conservas vegetales y mermeladas, patés de atún, caramelos y bebidas alcohólicas.

El colorante se utiliza para conseguir el color y se utiliza para conseguir tonos verdes en los alimentos, siendo el índigo carmín uno de los más utilizados para conseguir tonos azules.

¿Qué peligros supone el consumo de colorantes artificiales?

Aunque los colorantes artificiales están autorizados para su consumo humano, su ingesta puede estar relacionada con posibles efectos alérgicos, como la urticaria o la dermatitis de contacto. También se ha relacionado el consumo de algunos de estos colorantes con el asma y la hiperactividad en niños.

La tartracina, por ejemplo, es un colorante azoico que se utiliza en alimentos y bebidas y puede ser causa de alergias e intolerancias alimentarias en algunas personas.

Colorantes artificiales

¿Dónde se encuentran los colorantes artificiales?

Los colorantes artificiales se encuentran en muchos alimentos y bebidas. En bebidas refrescantes, como refrescos y aguas con gas, así como en alimentos con aroma de fresa y derivados cárnicos como patés. También se encuentran en postres y dulces como la pastelería, los caramelos y los helados.

¿Cómo identificar los colorantes artificiales en los alimentos?

Para identificar los tintes artificiales en los alimentos hay que fijarse en la lista de ingredientes, que suele aparecer en la etiqueta o envase del producto. Estos pueden aparecer con el nombre específico del colorante, como amarillo anaranjado S, índigo carmín, tartracina, etc.

¿Existe una alternativa a los colorantes artificiales?

Sí, existe una alternativa: los colorantes naturales. Estos se obtienen de fuentes vegetales y se utilizan para dar color a los alimentos. Algunos ejemplos de colorantes naturales son la clorofila o los pigmentos vegetales.

Este tipo de colorantes son una alternativa más saludable a los artificiales, aunque el uso en la industria alimentaria aún no es muy extendido debido a su coste elevado.

Mi opinión sobre los colorantes artificiales

En artículos anteriores te hable de algunos ingredientes controversiales que son objeto de debate debido a su posible efecto negativo en la salud, y que suelen ser utilizados en la elaboración de productos industrializados.

Hablemos un poco del tema polémico de los tintes artificiales como ingrediente.

Los tintes o colorantes artificiales son sustancias químicas creadas por científicos con el fin de dar color a los alimentos y mejorar su atractivo visual.

Los tonos de azul, rojo, amarillo y verde que observamos en productos como yogures, cereales y jugos, no suelen ser originados por fuentes naturales.

¿Porqué se añaden los tintes artificiales a productos alimenticios?

Los fabricantes prefieren utilizar tintes artificiales en lugar de los naturales debido a su mayor estabilidad y menor costo, y a pesar de que me entristece decirlo, a menudo son también preferidos por los consumidores.

Algunos de estos tintes son obtenidos a partir del alquitrán de carbón y pueden poseer una cantidad de hasta 10 partes por millón de plomo y arsénico. En realidad, numerosos tintes sintéticos que anteriormente se consideraban inofensivos han demostrado ser causantes de cáncer.

Un ejemplo sería el uso de un tipo de colorante, llamado color caramelo, que se agrega a las bebidas gaseosas para que adquieran un tono marrón. Este colorante contiene una sustancia química potencialmente cancerígena llamada 4-metilimidazol (4-Mel), la cual se ha asociado con hiperactividad en niños, reacciones alérgicas y cáncer en animales.

Así mismo como lo lees, los pigmentos artificiales podrían generar respuestas alérgicas y aumentar la hiperactividad en los infantes con dificultades para concentrarse.

Impacto de los colorantes artificiales en los niños

El impacto en la hiperactividad infantil es tan significativo que el gobierno británico y la Unión Europea han implementado acciones para que las empresas de alimentos procesados reemplacen los colorantes sintéticos por alternativas naturales.

¿Cómo evitar los aditivos artificiales?

La buena noticia es que resulta sencillo evitarlos. Es importante que siempre leas las etiquetas de los productos que consumes y estés atento a los colorantes y tintes artificiales que contienen los términos «color artificial añadido», «color añadido», «Rojo No. 3» o «verde», «azul» o «amarillo» seguido de cualquier número. También es recomendable que revises incluso los medicamentos y los tintes capilares.

A menudo escucho que mis amigos no logran persuadir a sus hijos de que eviten los alimentos tentadores y coloridos que les encantan.

Mi única sugerencia es que intentes persuadir a tus hijos de que los snacks de colores llamativos parecen extraños en lugar de atractivos y que en particular no son beneficiosos para la salud.

Ejemplo de colorantes naturales ante los colorantes artificiales

Finalmente, me gustaría reiterar que no tengo ningún problema con los alimentos que han sido teñidos con colores naturales obtenidos de plantas.

Un ejemplo es el tono rojo del achiote, una semilla de un árbol tropical. Se emplea en la preparación de arroces y panes, y se suele añadir a la mantequilla y al queso para dotarlos de un color amarillo o naranja.

Existen otros tintes seguros, como el pigmento rojo obtenido de remolacha, un verde extraído de la clorela (algas de agua dulce) y uno naranja encontrado en las zanahorias.

Los colores auténticos que necesitas para tu alimentación son estos, que se encuentran en los alimentos naturales, y no en los añadidos artificiales que se utilizan en la mayoría de los productos procesados.

La ventaja es que es fácil evitar los colorantes artificiales, pues basta con que consumas más alimentos frescos y disminuyas los procesados.

Preguntas más comunes

¿Qué son los colorantes artificiales en los alimentos?

Son sustancias elaboradas en un laboratorio que se utilizan para aumentar o dar color a los alimentos industrializados.

¿Por qué se utilizan los colorantes artificiales en la industria alimentaria?

Se utilizan en la industria alimentaria para dar color y una presentación atractiva a los alimentos, lo que hace que sean más atractivos visualmente.

¿Qué alimentos suelen contener colorantes artificiales?

Son comunes en los alimentos como la confitería y helados, refrescos de naranja, lácteos, bebidas, helados y postres.

¿Cuáles son los colorantes artificiales más utilizados en la industria alimentaria?

Los más utilizados son el azul patentado, el azul brillante, la laca y la familia de colorantes conocida como amarillo anaranjado.

¿Por qué los alimentos se utilizan colorantes artificiales?

Los alimentos se utilizan colorantes artificiales para mejorar la apariencia, hacerlos más atractivos visualmente. y para bajar los costos (quizás conllevando un riesgo en tu salud).

¿Existen riesgos de consumir alimentos con colorantes artificiales?

Sí, algunos estudios han mostrado que el consumo excesivo puede causar efectos secundarios, como hiperactividad en los niños.

¿En qué alimentos se pueden consumir colorantes autorizados?

Los colorantes autorizados se utilizan en una amplia variedad de alimentos, incluyendo productos lácteos, refrescos con sabor, helados y postres.

¿Es seguro consumir alimentos con tintas naturales en lugar de artificiales?

Sí, es seguro consumir alimentos con colorantes naturales, que provienen de fuentes como frutas, verduras y otros alimentos naturales.

¿Qué tipos de colorantes artificiales se utilizan en la industria alimentaria?

Existen miles de colorantes artificiales diferentes que se utilizan en la industria alimentaria, pero los más comunes son los colorantes sintéticos y los colorantes derivados de la naturaleza.

¿Cómo se hace el coloreado artificial de los alimentos?

Los refrescos de naranja son bebidas azucaradas con sabor a naranja y que utilizan colorantes artificiales para darle un color más atractivo y consistente.

Es importante recordar que la alimentación es solamente la mitad de lo que involucra una buena nutrición. La otra mitad está relacionada con nuestra identidad como seres humanos.

¿Qué estás esperando para agregar color a tu vida?

Una vez más, agradezco tu presencia y espero tus comentarios.

Deja un comentario

Aviso
Mis opiniones se basan en experiencias personales. Algunos de los enlaces en este artículo pueden ser enlaces de afiliados, que pueden proporcionar una compensación sin costo alguno para ti si decides comprar un plan de pago. Se trata de productos que he utilizado personalmente y que respaldo. Este sitio no pretende proporcionar consejos de salud o psicológicos. Puedes leer nuestra descripción de afiliación en la política de privacidad.

De Tu Interés
Explora