Los Beneficios de la Sal Rosada del Himalaya

///

¿Sabías que la sal de mesa refinada y procesada para cocinar carece de oligoelementos fundamentales para tu salud?

Los oligoelementos son sustancias químicas primordiales para el buen funcionamiento del organismo y que intervienen en el metabolismo.

Cuando por diversas causas (alimentación desequilibrada, estrés, enfermedades, etc.) se produce una carencia de oligoelementos, se pueden producir síntomas o enfermedades.

Aquí es donde puedes encontrar la solución: la sal.

La sal de mesa que se encuentra en la mayoría de los hogares, restaurantes y alimentos procesados carece de valor nutricional y carece de oligoelementos beneficiosos.

En cambio, la sal natural, como la sal marina, sal rosada o sal celtica, promueve un balance saludable y no contribuye a la presión arterial alta, como la sal de mesa común.

Los Beneficios de la Sal Rosada del Himalaya

Noticias y Regalos

Redes Sociales

Post Relacionados

Transcripción del Video

¿Sabías que la sal de mesa refinada y procesada para cocinar carece de oligoelementos fundamentales para tu salud?

Pero ¿Qué son oligoelementos?

Los oligoelementos son sustancias químicas primordiales para el buen funcionamiento del organismo y que intervienen en el metabolismo.

Flúor, Yodo, Selenio y Silicio (metaloides); Cromo, Cobalto, Hierro, Litio, Manganeso, Molibdeno, Níquel, Cobre, Estaño, Vanadio y Zinc (metales).

Cuando por diversas causas (alimentación desequilibrada, estrés, enfermedades, etc.) se produce una carencia de oligoelementos, se pueden producir síntomas o enfermedades.

Aquí es donde puedes encontrar la solución: la sal.

La sal nace de los padres más puros: el sol y el mar. Esta en la natural.

La sal de mesa que se encuentra en la mayoría de los hogares, restaurantes y alimentos procesados carece de valor nutricional y carece de oligoelementos beneficiosos.

En cambio, la sal natural, como la sal marina, sal rosada o sal celtica, promueve un balance saludable y no contribuye a la presión arterial alta, como la sal de mesa común.

De hecho, tanto es así, que en mi programa Renovada y Delgada recomiendo que usen la sal rosada del Himalaya o la Sal del Mar Celta, ya que son sustancias vivas, producidas con métodos de secado antiguos, y contienen los minerales vitales que necesitamos.

Es aquí donde esta el valor de la sal rosada del Himalaya, que esta muy de moda, lo cual es una excelente noticia.

De hecho, muchos la compran y no saben porque, y por eso te quiero explicar sus beneficios.

La sal del Himalaya, es un tipo de sal de roca conocida por su llamativo color rosa que proviene de la presencia natural de varios oligoelementos, incluyendo el magnesio y el yodo.

Esta forma de sal contiene alrededor de 80 minerales naturales y elementos que utiliza el cuerpo humano.

En pocas palabras, la sal rosada del himalaya no agobia al cuerpo como lo hacen otras sales.

Además, no está refinada y se extrae a mano de las cuevas en el norte de Pakistán.

Entre algunos de sus beneficios se encuentran:

  • Regula los niveles de agua en el cuerpo
  • Fomenta un equilibrio estable del pH
  • Fomenta unos niveles saludables de azúcar en la sangre
  • Apoya la salud vascular
  • Apoya la función respiratoria
  • Reduce los calambres
  • Estimula un libido saludable
  • Fomenta la salud de los riñones y la vesícula biliar

Los defensores de la medicina tradicional creen que la sal de mesa procesada está enérgicamente muerta, ya que sus cristales están completamente aislados unos de otros.

Para que el cuerpo metabolice la sal de mesa química, debe gastar enormes cantidades de energía para mantener el cuerpo en un estado de equilibrio óptimo de líquidos.

En cambio, la sal rosada esta viva, ya que permite almacenar su energía vibratoria.

Importante diferencia.

Muchos de los beneficios para la salud tradicionalmente atribuidos a la sal del Himalaya aún no se han establecido científicamente, pero independientemente de la sal que elijas, está claro que controlar su ingesta de sodio puede tener un gran impacto positivo en su salud y bienestar.

Espero que te haya explicado los beneficios de la sal rosada.

Aahhh, si quieres una forma práctica de obtener minerales vitales en tu cuerpo, puedes tomar agua o suero alcalino.

Escríbeme un correo electrónico info@adrianazangarini.com y te paso la receta.

Antes de irme me gustaría preguntarte:

¿Has cambiado a la sal del Himalaya? ¿Ha notado un efecto en su salud y bienestar?

Deja un comentario abajo y comparte tus ideas con nosotros.

Antes de irte, me gustaría que fueras a mi página web adrianazangarini.com y descargues gratis LA ULTIMA GUIA PARA COMER CON PLACER Y SALUDABLE DE POR VIDA, donde descubrirás las premisas básicas de que es lo mejor para ti a la hora de comer y beber.

Gracias de nuevo por estar aquí y nos vemos en el próximo episodio.

Deja un comentario

- ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD -

Recibirás información diaria sobre
Salud + Alimentación + Bienestar + Consciencia y más

Responsable del fichero: Adriana Zangarini. Finalidad: envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing SendFox, ubicada en los Estados Unidos. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a info@adrianazangarini.com o ante la Autoridad de Control Encontrarás más información en POLITICAS DE PRIVACIDAD.

- GUÍA GRATUITA -

LA ÚLTIMA GUÍA PARA COMER CON PLACER Y SALUDABLE DE POR VIDA

(SIN DIETAS NI RESTRICCIONES)

Responsable del fichero: Adriana Zangarini. Finalidad: envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing SendFox,  alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a zanga@adrianazangarini.com o ante la Autoridad de Control Encontrarás más información en POLITICAS DE PRIVACIDAD.

Compartir
Twittear
Compartir