Potencial Humano | Inteligencia Artificial

El poderoso hábito de llevar un diario de alimentación

Llevar un registro diario de alimentación de tus comidas y bebidas puede ser una poderosa herramienta para mejorar tus hábitos alimenticios y descubrir cosas que no imaginabas.

En este artículo te explico paso a paso cómo hacerlo, así como los múltiples beneficios que puede aportarte.

¿Por qué llevar un diario de alimentos?

Llevar un diario un diario de alimentos y bebidas te apoya en:

  • Te permite identificar patrones problemáticos en tu dieta, como comer en exceso ciertos alimentos, saltarte comidas, etc.
  • Te ayuda a conectar tus síntomas y estados de ánimo (si comes emocionalmente) con los alimentos que consumes. Así puedes detectar intolerancias, alergias y sensibilidades.
  • Te proporciona información valiosa para identificar cambios necesarios en tu dieta y estilo de vida, incluso si buscas una pérdida de peso.
  • Te hace consciente de tus hábitos alimenticios actuales.
  • El simple hecho de registrar lo que comes puede llevarte a tomar mejores decisiones.
  • Te permite hacer un seguimiento de tu progreso y celebrar tus logros a medida que mejoras tu alimentación.

Diario de alimentación: Cómo utilizarlo

Llevar el diario de alimentación es bastante simple. Solo necesitas un cuaderno o una hoja de cálculo donde puedas anotar lo siguiente:

  • Fecha y hora de cada comida o snack
  • Qué y cuánto comiste/bebiste en cada ocasión
  • Cómo te sentías física y emocionalmente antes y después

Te recomiendo crear una tabla con columnas para cada comida (desayuno, almuerzo, cena, snacks) y una columna aparte para apuntar cualquier síntoma.

Un ejemplo de encabezado podría ser:

FechaDesayunoAlmuerzoCenaSnacksSíntomas

En la columna de síntomas puedes poner cosas como:

– Síntomas físicos: dolor de cabeza, gases, cansancio, energía alta, etc.
– Síntomas emocionales: ansiedad, irritabilidad, calma, felicidad, etc.

Consejos para tomar consciencia con un diario

  • Sé lo más específico posible con las cantidades y tipos de alimento. Por ejemplo: «1 taza de avena con 1 cda de miel y 1 taza de fresas».
  • Registra las bebidas también, incluyendo agua.
  • Anota cómo te sientes antes y después de cada comida.
  • Llévalo contigo para poder anotarlo en tiempo real, o hazlo al final de cada día.
  • Si olvidas registrar una comida, solo retoma cuando puedas. No te estreses.
  • Enfócate en observar tus hábitos sin juzgarte.

Si eres más de escribir, puedes usar este cuaderno para registrar todo lo que comes y sientes.

Si quieres ser más detallista y pesar tus porciones, puedes usar esta balanza.

Si eres más de tecnología, puedes usar Apps como MyFitnessPal te permiten registrar tus comidas fácilmente desde tu teléfono.

Beneficios de llevar un registro alimentario

Llevar este diario te ayudará de muchas formas, incluyendo:

  • Identificar alérgenos o intolerancias: Podrás relacionar síntomas gastrointestinales u otros malestares con alimentos específicos. Esto te permitirá eliminarlos de tu dieta o consumirlos con moderación.
  • Identificar si comes emocionalmente: El diario te permite relacionar tus estados emocionales con los patrones de alimentación. Por ejemplo, podrías ver que cuando estás estresado o triste, consumes alimentos altos en azúcar o grasas para sentirte mejor. Esto te da la oportunidad de encontrar estrategias más saludables para lidiar con esas emociones.
  • Mejorar tu energía y concentración: Al conectar patrones en tu dieta con cambios en tu energía, concentración u estado de ánimo, podrás identificar qué alimentos te hacen sentir mejor y cuáles evitar.
  • Controlar tu peso: Muchas personas descubren que ciertos alimentos disparan más el apetito o antojos, dificultando el control de peso. El diario te permite identificarlos.
  • Comer más conscientemente: El hecho de tener que registrar después lo que comiste incentiva a que seas más consciente de tus decisiones alimenticias en el momento.
  • Aumentar tu consumo de nutrientes: Podrás detectar deficiencias nutricionales que estén afectando tu salud y aumentar el consumo de esos nutrientes.
  • Dormir mejor: Al relacionar ciertos alimentos o bebidas con problemas para dormir, podrás ajustar tus hábitos alimenticios para mejorar tu descanso.

Cuándo dejas de necesitar llevar el diario

Para muchas personas, el simple hecho de llevar el diario de alimentación por unas semanas o meses genera grandes beneficios y cambios positivos en los hábitos.

Una vez que logras:

  • Identificar patrones clave en tu dieta
  • Aumentar tu conciencia al comer
  • Establecer hábitos más saludables

Es posible que ya no necesites registrar meticulosamente cada comida.

Muchos se vuelven lo suficientemente intuitivos con las necesidades de su cuerpo que pueden dejar de llevar el diario tan estrictamente. Pero siempre viene bien retomarlo de vez en cuando para chequear patrones.

diario-alimentación

Preguntas frecuentes sobre el diario de alimentación

¿Tengo que pesar y medir cada porción que vaya a comer?

No es necesario para la mayoría de personas. Con escribir un estimado de cantidades es suficiente. Por ejemplo «1 plato mediano de ensalada», «1 taza de arroz», etc.

¿Qué pasa si olvido anotar una comida?

No te preocupes, sólo retoma el registro desde la siguiente comida. El diario no tiene que ser 100% preciso para que te beneficies.

¿Cuánto tiempo debo llevar el diario?

Prueba llevarlo consistentemente por 1-3 semanas. Luego puedes seguir indefinidamente o hacerlo 1 semana cada 3-6 meses para chequear patrones.

¿Puedo registrar otro tipo de datos como peso, ejercicio, etc?

¡Claro! Puedes expandirlo y personalizarlo para incluir cualquier dato relevante a tus metas de salud.

¿Qué hago si me obsesiono o juzgo lo que estoy comiendo?

Enfócate en observar sin juzgar. Si te obsesionas, toma un descanso del diario. Consulta a un experto en salud si necesitas apoyo.

Resumen del diario y los hábitos alimentarios

  • Lleva un diario detallando fecha, comidas, cantidades y síntomas físicos/emocionales.
  • Usa una tabla con columnas para cada comida y snacks.
  • Registra tus comidas tan pronto como puedas después de comer.
  • Sé consistente por 1-3 semanas para identificar patrones clave.
  • Enfócate en observar sin juzgarte para mantener una mentalidad saludable.
  • Ajusta tu dieta y hábitos basado en la información que obtienes del diario.
  • Consulta a expertos si necesitas apoyo adicional para mejorar tu alimentación.

Al final del día

Llevar un diario de todo lo que comes y bebes puede transformar tu relación con la comida y tu cuerpo. Te permite identificar patrones, intolerancias, deficiencias nutricionales y mucho más.

Implementar este sencillo hábito requiere motivación y consistencia, pero vale la pena el esfuerzo.

Si sientes que necesitas ayuda personalizada para mejorar tu alimentación y estilo de vida, te invito a reservar una sesión de coaching conmigo. Con mucho gusto te guiaré en este proceso de descubrimiento.

Por último, me encantaría conocer tu opinión: ¿Consideras que llevar un diario de alimentación podría beneficiarte? ¿Qué aprendizajes o mejoras te gustaría obtener? ¡Comparte en los comentarios!

Deja un comentario

Aviso
Mis opiniones se basan en experiencias personales. Algunos de los enlaces en este artículo pueden ser enlaces de afiliados, que pueden proporcionar una compensación sin costo alguno para ti si decides comprar un plan de pago. Se trata de productos que he utilizado personalmente y que respaldo. Este sitio no pretende proporcionar consejos de salud o psicológicos. Puedes leer nuestra descripción de afiliación en la política de privacidad.

De Tu Interés
Explora