¿Cómo el estrés puede aumentar de peso y afectar tu metabolismo?

///

Te voy a contar cómo el estrés puede aumentar tu peso y afectar tu metabolismo.

Para muchos el metabolismo es la parte biológica de nuestro cuerpo que controla la rapidez con las que se queman las calorías.

¿Qué es lo que todo el mundo recomienda para acelerar el metabolismo?

Fácil, que hagas dieta y ejercicio.

Ciertamente, ellos juegan un papel importante, sin embargo, hay más cosas que contar en esta historia.

Noticias y Regalos

Post Relacionados

Transcripción del Video

Te voy a contar cómo el estrés puede aumentar tu peso y afectar tu metabolismo.

Para muchos el metabolismo es la parte biológica de nuestro cuerpo que controla la rapidez con las que se queman las calorías.

Seguro has pensado cosas como: es que esa persona tiene un metabolismo lento, ya que solo come lechuga y esta gordita, o sino puedes pensar que alguien tiene el metabolismo rápido porque come de todo y esta delgada.

Y te quiero preguntar algo: ¿Qué es lo que todo el mundo recomienda para acelerar el metabolismo?

Fácil, que hagas dieta y ejercicio.

Ciertamente, ellos juegan un papel importante, sin embargo, hay más cosas que contar en esta historia.

Es importante aprender que controla tu apetito y metabolismo, ya que la manera como tu cuerpo “quema” la calorías, puede ser la clave del éxito para que puedas adelgazar progresivamente y para siempre.

Ahora, hay algo que afecta tu metabolismo y que investigaciones recientes han demostrado su importancia, y es que:

Tus emociones, pensamientos, nivel de estrés, experiencias pasadas y otros aspectos de tu mundo interior, generan reacciones químicas en el cerebro que al final afectan en cómo metabolizas todo lo que comes.

¿Qué quiere decir esto en sencillo?

Que todo lo que piensas, sientes y crees; tiene un efecto real, poderoso y medible en tu metabolismo.

Increíble, al final, todas las recientes investigaciones, mis estudios en BioDescodificación, PsicoNeuroInmunología y la información de antiguas tradiciones tenían razón:

La mente y el cuerpo están conectados.

La mente y las emociones ejercen una poderosa influencia sobre tu metabolismo y tu psiquis.

Así que podemos decir que existe una nueva, más actualizada y científicamente correcta definición del metabolismo, la cual sería algo así como:

“La suma total de todas las reacciones químicas del cuerpo, MÁS la suma total de todos nuestros pensamientos, sentimientos, creencias y experiencias”.

Por eso quiero compartir contigo estas claves metabolismo mente-cuerpo que deberías conocer y comenzarlas a aplicar hoy:

Lo primero que tienes que saber es que el estrés puede aumentar tu peso y que si te relajas puedes bajar de peso.

Es fascinante cómo el estrés, el miedo, la ansiedad, la ira, el juicio e incluso tu dialogo interno negativo pueden crear estrés en tu cuerpo.

Y cuando estas más estresada, generas más cortisol e insulina, dos hormonas que tienen el efecto indeseado de indicar a tu cuerpo que almacene peso, acumule grasa y deje de construir músculo.

La cruda verdad es que dejas de quemar calorías cuando estás estresada.

Por eso a medida que aprendes a sonreír más, a aceptar la vida como es y a respirar más profundamente, el cuerpo entra en una respuesta de relajación que crea un metabolismo óptimo para quemar calorías.

Es por eso que las estrategias para bajar de peso que son estresantes, como las dietas restrictivas, los programas de ejercicio excesivamente extenuantes o la comida baja en calorías, pueden crear la química del estrés que no te conviene para nada.

Es por eso que es tan importante relajarte si quieres bajar de peso.

Así que por favor deja de enfocarte en una dieta restrictiva, ya que en cierta forma ese mecanismo es una forma de auto-castigarte.

Lo segundo que tienes que internalizar es que la mejor herramienta digestiva es la relajación.

Seguro has visto o te has dado cuenta que cuando comes con ansiedad o estrés, es probable que experimentes síntomas como ardor de estómago o algún tipo de molestia digestiva.

Es lógico, cuando estas estresado, literalmente el sistema digestivo se apaga.

Por lo tanto, puedes estar comiendo la comida más saludable del mundo, pero si no estás relajado mientras comes, no estás recibiendo todo el valor nutricional de tu comida.

Así que respira, y come tus comidas de forma relajada.

Lo tercero es que aceptes que es muy fácil comer en exceso.

Estoy segura que piensas que comes en exceso porque no tienes fuerza de voluntad.

Y si te digo que no es así.

Que el problema cuando comes en exceso es que en realidad no «comes» cuando comes.

Ósea, seguro no estás presente cuando estas comiendo, ni siquiera te das cuenta de su sabor.

Entonces que es lo que pasa, tu cerebro, que requiere el sabor y el placer para activar procesos metabólicos, pierde la señal porque no estas presenten mientras estas comiendo.

En pocas palabras, el cerebro cree literalmente que no has comido lo suficiente y grita: ¡Hambre!

Por eso es tan importante que aumentes tu consciencia y presencia en cada comida, y que dejes de lado el celular o la televisión.

Lo cuarto que tienes que saber es que comer lento = metabolismo más rápido

Una de mis preguntas favoritas en mis sesiones de coaching es: ¿A que velocidad comes?

¿Sabias que el comer rápido es un factor de estrés para el organismo?

Cuando comes rápido, hay una disminución de la digestión, una menor asimilación de los nutrientes y por ende “quemas” menos calorías.

De hecho, me gustaría que me comentarás aquí en cuanto tiempo comes. Dame un aproximado.

¿Crees que en 5 min? ¿Crees que en 10 min? ¿Crees que es más?

Comenta.

Y la quinta, que te va a encantar, es que Ames la comida

Vamos a estar claras: amamos la comida.

Amas tu restaurante favorito. Te encanta que te cocinen. Te apasiona la nutrición.

Solamente dime ¿A quien no le gusta comer?

La comida nos conecta con nuestros recuerdos de amor.

Así que es normal que de vez en cuando comas emocionalmente.

Lo que debes tomar consciencia, es que debajo de ese comer emocionalmente hay algo que debes revisar y transformar.

Te aclaro, si comes todo el tiempo emocionalmente, tienes que parar y revisar, ya que el comer emocionalmente no es el problema real, es un síntoma que apunta a algo más profundo.

Así que debes observar realmente si comes emocionalmente o si comes porque de verdad tu cuerpo tiene hambre.

Con todo lo que te he contado aquí, espero que puedas ver que una buena nutrición es mucho más que la comida en sí.

La realidad es que llevas a la mesa todo lo que eres: tus esperanzas, miedos, pensamientos, sentimientos, dramas y sueños.

Tanto es así, que yo le digo a mis clientes, muéstrame cómo comes y te diré como eres.

Deja un comentario

- ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD -

Recibirás información diaria sobre
Salud + Alimentación + Bienestar + Consciencia y más

Responsable del fichero: Adriana Zangarini. Finalidad: envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing SendFox, ubicada en los Estados Unidos. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a info@adrianazangarini.com o ante la Autoridad de Control Encontrarás más información en POLITICAS DE PRIVACIDAD.

- GUÍA GRATUITA -

LA ÚLTIMA GUÍA PARA COMER CON PLACER Y SALUDABLE DE POR VIDA

(SIN DIETAS NI RESTRICCIONES)

Responsable del fichero: Adriana Zangarini. Finalidad: envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing SendFox,  alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a zanga@adrianazangarini.com o ante la Autoridad de Control Encontrarás más información en POLITICAS DE PRIVACIDAD.

Compartir
Twittear
Compartir