Y si perdieras el miedo…

En este episodio te hablo del miedo, esa emoción que con solo nombrarla pone la piel de gallina.

Lo primero que debes saber es que el miedo es una respuesta adaptativa de supervivencia que la especie humana desarrolló para preservar la vida durante las catástrofes que enfrentaba en un medio ambiente hostil plagado de amenazas de todo tipo. Desde esa perspectiva el miedo es positivo.

También es necesario que recuerdes que el miedo desde la visión neurológica es una forma de organización del cerebro primario de los seres vivos que les permite activar respuestas emocionales ante situaciones de amenaza con la finalidad de preservarse.

Pero ¿qué pasa cuando el miedo te avasalla y controlan tu vida?

Freud ha definido estos miedos en dos sentidos. Miedo real cuando la respuesta se corresponde con la dimensión de la amenaza y miedo neurótico cuando la respuesta es desmesurada y no tiene ninguna relación con el peligro. 

Del mismo modo la psicología conductual señala que el miedo es una respuesta aprendida culturalmente. Mientras que los seguidores de la corriente psicodinámica afirman que el miedo se corresponde con un conflicto inconsciente no resuelto.

Cualquiera sea la situación de miedo que vivas, en este episodio encontrarás respuesta a ese miedo que te paraliza y no te permite realizar tu vida plenamente.

Quiero decirte que hay respuestas que puedes implementar cuando debes tomar decisiones, elegir entre varias oportunidades, exponer tus argumentos y el miedo te lo impide.

Te suena familiar lo siguiente:

  • Siento mucho miedo de terminar la relación con mi novio-
  • Siento terror de pedir el aumento de salario que me toca y no me lo han dado-
  • Siento miedo de salir a la calle…-
  • Tengo que decirle tantas verdades… pero siento muchísimo miedo-

Y la lista no se detiene.

Hoy, llegó la hora de negociar con tu miedo siguiendo sencillas orientaciones. 

Primero, negocia con tu miedo. Míralo, reconócelo, háblale. Hazlo un aliado a fuerza de tenerlo cerca. No des la espalda al miedo. Él siempre te va a acompañar. Cada día está atento a cuando hace su aparición y dale la bienvenida e indaga porque entró en escena. Esto te permitirá conocer los obstáculos que te impiden trazar el camino de la felicidad y el éxito.

Cuando te amigues con tus miedos puedes empezar a visualizar tu vida de ensueño. Haz una lista de tantas cosas como puedas imaginar, grandes o pequeñas, que realizarías si no sintieras miedo de hacerlas.

Al reconocer tus miedos no necesitas ponerle máscaras a tus sueños. Por lo tanto, toma de una mano a los miedos y con la otra agarra fuertemente todo lo que soñaste realizar y lo reprimiste porque tenías miedo. Cosecha progresivamente pequeños logros aprendiendo a decirle si a tus realizaciones.

Por último, te invito a celebrar tus logros. Da gracias a tu miedo por develarte aspectos de ti que desconocías y por enseñarte a caminar la senda de tus realizaciones. 

La gratitud enaltece el espíritu y la celebración te ayuda a fortalecer tus amistades y red de apoyo para proyectos futuros.

Conciliar los miedos es una forma de descubrirte y estar abierto a conocerte.

Hacerlo tu aliado te dará oportunidades ilimitadas.

Post relacionados

Transcripción del video

Hola, Soy Adriana Zangarini, Coach de Bienestar y fundadora de la comunidad Nutrición Mente Cuerpo.

Te has preguntado qué pasaría en tu vida si no sintieras miedo de nada.

Muchas personas viven su vida en piloto automático, sin experimentar plenamente el mundo que les rodea.

Y a pesar que actividades como el yoga, los ejercicios y la meditación pueden ayudarte a enfocar tu sentido de realidad, te puede resultar difícil mantener la atención en los retos que debes enfrentar ya que todo va a un ritmo acelerado que puede asustar.

Tómate un momento e imagina que estás en un ambiente tranquilo, apartado de todas las distracciones con las que te encuentras con regularidad y pregúntate: ¿Qué haría yo si no sintiera miedo?

Te invito a seguir las siguientes orientaciones para ayudarte a identificar y cultivar los sueños que existen en el centro de tu ser:

1. IDENTIFICA TUS OBSTÁCULOS.              

¿Existe algún obstáculo en tu vida que sabes que necesitas hacerle frente, pero has estado evitando? Por ejemplo: hablar con tu jefe, ponerle fin o mejorar una relación romántica, perder peso.

A veces el miedo nos puede debilitar hasta el punto que nos quedamos atascados en la negación y creamos excusas para justificar lo que no ha sido posible realizar.

2. DALE FORMA A TU MIEDO.

Pregúntate qué es a lo que más le temes. ¿Qué factores contribuyen a tu miedo, qué lo activa y qué le da poder sobre ti? También revisa las formas en que tus temores han obstaculizado el camino de tu felicidad y tu éxito.

3. VISUALIZA TU VIDA DE ENSUEÑO.

Si los juicios y expectativas de otros no te afectarán, ¿Qué proyectos, sueños y realizaciones harías? Haz una lista de tantas cosas como puedas imaginar, grandes o pequeñas, que realizarías si no sintieras miedo de hacerlas.

4. DIVIDE TUS SUEÑOS.

Una vez que tomes conciencia de tu auténtico YO, puedes comenzar a hacerle frente a las áreas de tu vida que no están en consonancia con tu verdad. A partir de ahí, considera tomar acción creando algunos objetivos pequeños y razonables para que, cada semana, te muevas en la dirección en la que deseas ir.

5. ¡CELEBRA TUS LOGROS!

Cada vez que logres superar con éxito un obstáculo significativo, tómate el tiempo para compartir tus logros con los demás. Planea una pequeña fiesta o una salida, lo que sientas que sea más apropiado. Es importante celebrar tus hazañas con las personas que amas. Esto ayudará a fortalecer tu red de apoyo e inspirarte para proyectos futuros.

Recuerda, las transiciones pueden ser difíciles más te recuerdo que ¡ésta es tu vida! Continúa comprometido con el proceso de descubrirte a ti mismo y estar abierto a explorar tus pasiones de manera sana y honesta.

Una vez que empieces a ver el miedo como una oportunidad más que como un obstáculo, crearás menos limitaciones para ti mismo ¡y el Universo te guiará y apoyará a lo largo del camino!

Ahora, te quiero contar algo, las mejores conversaciones sobre este tópico ocurren directamente en el blog de mi página web adrianazangarini.com/blog

Así que, dirígete hacia allá y por favor deja un comentario ahora.

Mientras estés allí, aprovecha de suscribirte a mi lista de correo electrónico y convertirte en un miembro de la comunidad Nutrición Mente Cuerpo.

Una vez que lo hagas vas a recibir actualizaciones personales, y comentarios e ideas que no comparto en ningún otro lugar.

Mantener el peso ideal es una señal física de que estamos en equilibrio.

Sentirnos satisfechos y realizados muestra que nuestra mente y nuestras emociones han encontrado el equilibrio.

Gracias de nuevo por estar aquí y nos vemos en el próximo episodio.

Deja un comentario

- ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD -

Recibirás información y herramientas para lograr tus todos tus sueños

 

Responsable del fichero: Adriana Zangarini 

Finalidad: envío de mis publicaciones así como correos comerciales. 

La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. 

Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing ActiveCampaign cuyo titular es ActiveCampaign LLC, alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield.

Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a zanga@adrianazangarini.com o ante la Autoridad de Control Encontrarás más información en POLITICAS DE PRIVACIDAD.

Compartir
Twittear
Compartir