Razones por las que puedes estar comiendo en exceso

Desde la niñez los padres nos obligaban a comer todo lo que había en el plato y recalcaban que era pecado y mala educación dejar algo.

Esta costumbre, muy sana para la época, devino en hábito alimenticios no tan sanos.

¿Te ha pasado que cuando les sirven una porción grande de comida se te hace imposible dejar de comer?

En este episodio vas conocer porque comes porciones abundantes en tus comidas.

En algunas oportunidades estás consciente que comes superabundante. Otras veces comes de forma opípara y no lo notas.

Te informo que la culpa no es únicamente de la comida rápida. Las causas son diversas: te enseñaron a no dejar comida en el plato, te gusta que las porciones en tu plato sean abundantes, comes en exceso para calmar el hambre emocional.

Pero no toda la culpa es tuya. Debes saber que desde los años 50, época de las posguerras, las porciones de los alimentos aumentaron. Este crecimiento se hizo dramático a partir de los años 80. 

Están involucrados en el incremento desproporcionado de las porciones: los restaurantes que sirven comida en platos enormes, los productos de panadería que hacen panes y bollerías que triplican su tamaño comparados al de hace pocos años atrás, los vasos inmensos donde sirven bebidas azucaradas, la venta de alimentos por metro o las promociones de repetir tus porciones ilimitadamente.

Estudios sobre hábitos alimenticios certifican que cuando las porciones de alimentos aumentan la gente come más, aumentando las cantidades hasta en un 50%.

Es recomendable que tomes algunas medidas para combatir las copiosas porciones de comida, tales como: sirve tus alimentos en platos pequeños, evita comer las sobras, cocina verduras en abundancia para que representen la mitad de tu plato, antes de comer bebe un vaso de agua o come una ensalada, come despacio para dar tiempo a que se apaguen las señales de hambre que el cuerpo emite, modera las cantidades en las meriendas.

Para que sientas seguridad que vas a regular tus porciones consume pequeñas raciones de comida durante todo el día.

Post relacionados

Transcripción del video

¿Te ha pasado que estás comiendo algo muy, muy sabroso y a pesar que te sientes lleno repites el plato?

Felicitaciones. Estás comiendo en exceso.

Hola, soy Adriana Zangarini, y vamos a hablar de cómo puedes saber si estás comiendo demasiado.

Ya va, a veces es obvio que estas comiendo demasiado. Otras veces, es posible que no te des cuenta de la cantidad superabundante o exagerada de tu plato.

Para nadie es un secreto que cada vez estamos comiendo porciones más grandes. Ahora, ¿por qué estás comiendo grandes cantidades sin darte cuenta?

Vamos a indagar un poco.

La buena noticia es que necesariamente, no es tu culpa.

Sabías que las porciones de comidas y bebidas han ido aumentando dramáticamente desde la década de los 80.

Típico que vas a decir que toda la culpa es de la comida rápida… y si yo te digo, aunque suene loco que no tiene toda la culpa.

Tienes que tomar en cuenta que también están involucrados los restaurantes que sirven comida en platos enormes, los panes cada día más grandes, los vasos inmensos de las bebidas, los cuales inevitablemente te conllevan a comer en exceso.

“Cuándo los tamaños de las porciones aumentan, la gente come más”.

Esta premisa se verificó en un estudio sobre hábitos alimenticios.

Por supuesto, el efecto que esto ha tenido en las cinturas de todos nosotros ha sido catastrófico.

A menudo, la cantidad de comida que ingieres, depende de la cantidad que te sirven y por supuesto de la calidad nutricional.

Lo que está claro es que cuanta más comida hay en tu plato, más comerás.

Tanto es así que porciones más grandes pueden hacer que las personas coman entre un 30% y un 50% más de lo que normalmente lo harían.

Así que tranquila, a continuación, te doy algunas orientaciones para que aprendas a regular las porciones que comes (si es que puedes dejar de caer en las tentaciones de la vida diaria).

  • Si preparas la comida en casa, cocina suficientes verduras y al momento de servir procura que llenen la mitad de tu plato. Esta práctica te ayuda a controlar las porciones de carbohidratos y proteínas que ingieres.
  • Antes de la comida bebe un vaso de agua o come una ensalada para disminuir tu apetito y sentir una sensación de saciedad.
  • Consume durante todo el día pequeñas porciones de comida. Te mantendrás satisfecho y disminuirá tu necesidad de comer porciones grandes en el horario de las comidas principales.
  • Come despacio y de manera consciente. Estarás dando tiempo para que se apaguen las señales de hambre que el cuerpo emite.

 Y para ir concluyendo, me atrevo a decirte una última recomendación:

  • Compra meriendas en paquetes individuales o haz porciones individuales en bolsitas separadas. Es más probable que comas en exceso cuando tomas los alimentos directamente de contenedores grandes.

Ahora, te quiero contar algo, las mejores conversaciones sobre este tópico ocurren directamente en el blog de mi página web adrianazangarini.com/blog.

¿Sientes que no puedes controlar las porciones?

Así que, dirígete hacia allá y deja un comentario ahora.

Mientras estés allí, aprovecha de suscribirte a mi lista de correo electrónico y convertirte en un miembro de la comunidad.

Una vez que lo hagas vas a recibir actualizaciones personales, comentarios e ideas que no comparto en ningún otro lugar.Gracias de nuevo por estar aquí y nos vemos en el próximo episodio.

Deja un comentario

- ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD -

Recibirás información y herramientas para lograr tus todos tus sueños

 

Responsable del fichero: Adriana Zangarini 

Finalidad: envío de mis publicaciones así como correos comerciales. 

La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. 

Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing ActiveCampaign cuyo titular es ActiveCampaign LLC, alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield.

Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a zanga@adrianazangarini.com o ante la Autoridad de Control Encontrarás más información en POLITICAS DE PRIVACIDAD.

Compartir
Twittear
Compartir