Peligros de los colorantes artificiales

Los colorantes artificiales son productos químicos que se añaden principalmente a los alimentos procesados para aumentar el atractivo visual del producto.

Los colores que ves en los jugos, cereales, yogures y todo tipo de alimentos procesados no provienen de fuentes naturales. Esto los convierte en sustancias que afectan la salud.

Varios de estos colorantes son derivados del alquitrán de carbón y pueden contener hasta 10 partes por millón de plomo y arsénico. De hecho, muchos colorantes sintéticos que antes se consideraban seguros han resultado ser cancerígenos.

También se ha comprobado que el colorante conocido como 4-metilimidazol (4 Mel) usado para dar color oscuro a los refrescos es altamente cancerígeno, produce hiperactividad y reacciones alérgicas en niños.

La incidencia de los colorantes artificiales en la salud de los niños ha generado que el Gobierno Británico y la Unión Europea tomen medidas para que las industrias de alimentos procesados los sustituyan por colorantes naturales.

¿Por qué se usan?

Porque resultan ser más económicos, en relación a los colorantes naturales. Esto los convierte en elementos atractivos para la industria de alimentos procesados.

La buena noticia es que los colorantes artificiales son aditivos fáciles de evitar.

Así que siempre lee las etiquetas de los productos que consumes y ten cuidado con los colorantes y tintes artificiales con los términos “color artificial añadido” , “color añadido,”  o “Rojo No. 3” o “verde” o “azul” o “amarillo” seguido de cualquier número. Aquí también te recomiendo que consideres revisar hasta los medicamentos e incluso los tintes capilares.

Muchos de mis semillas me comentan que no pueden convencer a sus hijos de que dejen los alimentos atractivos con colores que ellos aman.

Mi única recomendación es que trata de convencer a tus hijos de que los bocadillos de colores brillantes se ven raros en lugar de atractivos y que sobre todo no son saludables.

Para cerrar quiero recalcar que no tengo ninguna objeción con los alimentos teñidos con colores naturales obtenidos de las plantas.

Por ejemplo, el color rojizo del achiote, es una semilla rojiza de un árbol tropical. La misma se usa para cocinar arroz y panes, y también se le agrega comúnmente a la mantequilla y al queso para hacerlos amarillos o anaranjados.

Otros colorantes seguros son un pigmento rojo obtenido de la remolacha, uno verde de la clorela (algas de agua dulce) y uno naranja de las zanahorias.

Lo bueno de todo es que ya sabes que evitar los colorantes artificiales es increíblemente fácil, lo único que tienes que hacer es aumentar el consumo de alimentos frescos y evitar los procesados.

Así, qué estás esperando para pintar tu vida de colores.

Post relacionados

Transcripción del video

Hola, soy Adriana Zangarini, Coach de Bienestar y Peso Ideal.

Hoy vamos a seguir hablando de los ingredientes controversiales que pueden ser perjudiciales para tu salud y que se encuentran normalmente en los productos procesados.

El ingrediente controversial del que vamos a hablar son los colorantes artificiales.

Los colorantes artificiales son productos químicos sintéticos producido por los científicos para colorear los alimentos y aumentar el atractivo visual del producto.

Los colores azules, rojos, amarillos, y verdes que comúnmente vemos en yogures, cereales, y jugos no suelen provenir de fuentes naturales.

Los colorantes artificiales al ser más estables y menos costosos que los naturales son preferidos por los fabricantes y aunque me duela decirlo, muchas veces por los consumidores.

Varios de estos colorantes son derivados del alquitrán de carbón y pueden contener hasta 10 partes por millón de plomo y arsénico. De hecho, muchos colorantes sintéticos que antes se consideraban seguros han resultado ser cancerígenos.

Por ejemplo, el tipo de colorante color caramelo que se añade a los refrescos para que se vuelvan marrones, contiene un producto químico potencialmente cancerígeno llamado 4-metilimidazol (4-Mel), la cual ha sido asociado con hiperactividad en niños, reacciones alérgicas y cáncer en animales.

Como lo escuchas, los colorantes artificiales pueden causar reacciones alérgicas y aumentar la hiperactividad en los niños con problemas de atención.

Es tanta la incidencia de los colorantes artificiales en la hiperactividad en niños, que ha ocasionado que el Gobierno Británico y la Unión Europea tomen medidas para que las industrias de alimentos procesados sustituyan los colorantes artificiales por los naturales.

La buena noticia es que los colorantes artificiales son aditivos fáciles de evitar.

Así que siempre lee las etiquetas de los productos que consumes y ten cuidado con los colorantes y tintes artificiales con los términos “color artificial añadido” , “color añadido,”  o “Rojo No. 3” o “verde” o “azul” o “amarillo” seguido de cualquier número. Aquí también te recomiendo que consideres revisar hasta los medicamentos e incluso los tintes capilares.

Muchos de mis semillas me comentan que no pueden convencer a sus hijos de que dejen los alimentos atractivos con colores que ellos aman.

Mi única recomendación es que trata de convencer a tus hijos de que los bocadillos de colores brillantes se ven raros en lugar de atractivos y que sobre todo no son saludables.

Para cerrar quiero recalcar que no tengo ninguna objeción con los alimentos teñidos con colores naturales obtenidos de las plantas.

Por ejemplo, el color rojizo del achiote, es una semilla rojiza de un árbol tropical. La misma se usa para cocinar arroz y panes, y también se le agrega comúnmente a la mantequilla y al queso para hacerlos amarillos o anaranjados.

Otros colorantes seguros son un pigmento rojo obtenido de la remolacha, uno verde de la clorela (algas de agua dulce) y uno naranja de las zanahorias.

Estos son los verdaderos colores de los alimentos que necesitas en tu alimentación… no los colorantes artificiales que se encuentran en la mayoría de los alimentos procesados.

Lo bueno de todo es que ya sabes que evitar los colorantes artificiales es increíblemente fácil, lo único que tienes que hacer es aumentar el consumo de alimentos frescos y evitar los procesados.

Así, qué estás esperando para pintar tu vida de colores.

Ahora, te quiero contar algo, las mejores conversaciones sobre este tópico ocurren directamente en el blog de mi página web www.adrianazangarini.com.

Te invito a dirigirte a mi dirección Web y por favor deja un comentario ahora.

Mientras estés allí, aprovecha de suscribirte a mi lista de correo electrónico y convertirte en un miembro de la comunidad.

Una vez que lo hagas vas a recibir actualizaciones personales, comentarios e ideas que no comparto en ningún otro lugar.

Mantener el peso ideal es una señal física de que estamos en equilibrio.

Sentirnos satisfechos y realizados muestra que nuestra mente y nuestras emociones han encontrado el equilibrio.

Gracias de nuevo por estar aquí y nos vemos en el próximo episodio.

Recuerda, lo que comemos es la mitad de la historia de una buena nutrición. La otra mitad de la historia es quiénes somos como seres humanos.

Deja un comentario

- ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD -

Recibirás información y herramientas para lograr tus todos tus sueños

 

Responsable del fichero: Adriana Zangarini 

Finalidad: envío de mis publicaciones así como correos comerciales. 

La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. 

Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing ActiveCampaign cuyo titular es ActiveCampaign LLC, alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield.

Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a zanga@adrianazangarini.com o ante la Autoridad de Control Encontrarás más información en POLITICAS DE PRIVACIDAD.

Compartir
Twittear
Compartir